Uso práctico de la encuesta en la investigación exploratoria

Con regularidad nos vemos en la obligación de presentar algún informe o estudio de algún tema sobre el cual no existe una investigación o nuestro conocimiento del tema es tan vago e impreciso que nos impide sacar conclusiones sobre qué aspectos son relevantes y cuáles no.  En esta situación  es cuando se requiere en primer término explorar e indagar sobre el tema en cuestión, esta investigación es la que conocemos como investigación exploratoria.

 

Para explorar un tema relativamente desconocido se dispone de un amplio espectro de medios y técnicas para recolectar datos en diferentes ciencias como son la revisión bibliográfica especializada, entrevistas y cuestionarios, observación participante y no participante y seguimiento de casos. La investigación exploratoria termina cuando, a partir de los datos recolectados, haya sido posible crear un marco teórico lo suficientemente fuerte como para determinar qué factores son relevantes al problema y por lo tanto deben ser investigados.

Una compañía productora de caramelos, líder en el mercado desde hace una década, desea entrar ahora en el mercado de los chocolates y las golosinas en general. La compañía piensa que aún cuando este segmento está sumamente competido, es factible obtener una parte de ese “pastel”, ya que probablemente crecerá mucho durante los próximos años. Sin embargo, antes de lanzar su nueva línea al mercado, la empresa debe conocer cuáles son los gustos y las preferencias de los consumidores, qué precio pagarían, qué presentaciones prefieren y los sitios en los que habitualmente compran las golosinas. Esto significa que necesita investigar el mercado.

Una encuesta en esta situación le permitirá obtener información a traves de interrogar un grupo de individuos, a quienes se les plantea una variedad de preguntas con respecto a su comportamiento, intenciones, actitudes, conocimiento, motivaciones, así como características demográficas y de su estilo de vida. Estas preguntas se pueden hacer verbalmente, por escrito o mediante una computadora, y las respuestas se pueden obtener en cualquiera de estas formas.

Este interrogatorio, estructurado, lo cual se refiere al grado de estandarización impuesto por el proceso de recolección de datos permite la posterior tabulación de los resultados, logrando de esta manera obtener un marco conceptual sólido que sea relevante para la toma de decisiones.